El hombre sin cara

Por Nazarena Laguardia

Yo no creo en historias de terror ni en nada parercido. He leído tantos cuentos y he visto tantas películas. Me han intentado asustar tantas veces pero nunca lo consiguieron, hasta hoy.

Estaba paseando por el arque después de discutir con mi novia Samantha, era de noche y no se veía nada, las luces eran muy tenues. Yo no le temo a la oscuridad ni a nada parecido, ni siquiera los ladrones. Sentí algo a mis espaldas y me di vuelta, no había nadie. Tal vez el hermano de mi novia me siguió para golpearme por lo que pasó. No le di importancia y seguí.

Tenía la horrible sensación de que me están observando. Me di vuelta varias veces, hasta divisar una sombra a lo lejos.

-¿Quién anda ahí? -grité. No pude evitar el tono de nerviosismo.

Miré para adelante y vi un hombre de traje. Pero no era un hombre normal, sus extremidades eran largas y no tenía facciones en su rostro, era completamente blanco. El hombre sólo me observaba.

-Ya está Alex, ya entendí, le pediré disculpas a Sam pero quítate ese disfraz que estás haciendo el ridículo.- le dije, era obvio que era un disfraz muy falso.

No me respondió pero se acercaba lentamente. Sinceramente, me dio escalofríos, sobre todo porque no me decía nada. Por detrás de su cabeza se veían una especie de tentáculos que se movían. “Se las ingeniaron para asustarme”, pensé. En ese instante me llegó una llamada. Me quedé impactada al ver que el remitente era Alex. Lo atendí, obviamente que no era él porque se encontraba en frente mío.

-Luca, tengo que hablar seriamente con vos… -se escuchaba a lo lejos en el celular. Era Alex.

Para cuando me di cuenta, tenía aquella horrible cosa enfrente mio, demasiado cerca. Cuando abrió su boca, salieron gusanos de ella, que fue lo último que recuerdo luego de haber perdido la conciencia.

Cuando desperté me encontraba en la ambulancia, siendo trasladado al hospital. Escuché muchas voces alrededor mío, pero no podía ver a nadie. Sentía muchísimo calor sobre mi rostro, y los doctores hablaban de lo extraño que era mi condición. Luego de unos minutos escuché a mis padres llamándome, diciendo que todo estaría bien.

-¡Luca, hijo mío! ¿Cómo estás? ¿Quién te hizo esto? -gritaba mi madre mientras lloraba.

Quise responderle, preguntarle qué era lo que estaba sucediendo, pero no pude, fue como si no tuviera boca. Escuché que llegaba una de las doctoras de urgencia, quien procedió a sacarme la sangre que me cubría la cara. De repente oí a mi madre gritar:

-¡No tiene rostro! ¡Mi hijo no tiene rostro!

Foto extraída de: http://ombloguismo.blogspot.com.ar/2008/08/haiks-teatrales.html

Anuncios

La leyenda del lobizón

Por Sofia Scagentti

Según la famosa leyenda del lobizón, el séptimo hijo varón de la familia lo es. En la familia Schuapers este era Francisco que cuando se convertía se ponía muy tenso y nervioso. En la ciudad de donde provenía Francisco y su familia que era la ciudad de Ceres, habían ocurrido asesinatos muy raros, la policía pensaba que eran originados por perros, hasta que por una grabación se dieron cuenta de que era aquel joven. El fue preso sin saber la razón. Pues se cuenta que las personas que son perseguidas por esta maldición nunca recuerdan los hechos pasados durante su transformación. Su familia pudo entender lo sucedido cuando le mostraron las grabaciones conseguidas. Como era de esperarse, a pesar de ser una prisión completamente segura, Francisco logró escapar, y nada más se supo de él. Se dice que todavía siguen habiendo asesinatos, los cuales son como catalogados como ataques de lobos de la zona, pero no se descarta la posibilidad de la existencia de el lobizón.

Foto extraída de: http://www.taringa.net/posts/noticias/915482/Lobison-del-tamano-de-un-potrillo-causa-panico-en-Entre-R.html

El cuadro encantado

Por Sofia Scagnetti

Cuenta la leyenda del barrio de Saavedra, que en la mansión donde vivía la familia Kingston estaba maldita. Mucho años atrás hubo un incendio, toda la familia murió y lo único que quedó sano de la casa fue el cuadro. Parientes de la familia intentaron venderlo ya que costaba mucho dinero y lograrían conseguir mucho más por su antigüedad. Pero aquellas personas que lo compraban, o tenían copias del cuadro, morían quemados por incendios sucedidos en sus casas, por eso decidieron dejar el original y sus copias en la mansión y que nunca más nadie entrara allí.

La viuda

Por Sofia Scagnetti

Cuenta el mito que Romina Lopez se caso con Felipe Danuzzio en 1836 en la provincia de Santa Fe. El era un hombre mayor y desarreglado, ella era la mujer más linda del pueblo. Al año de casados muere su esposo quedando viuda a sus jóvenes 26 años. Por esto, tenía muchos pretendientes, uno de ellos era Lucas pero a Romina no le gustaba ni le llamaba la atención, ella no lo quería. Por esto, en el año 1939, la mata y el luego se suicida. Los habitantes del pueblo cuentan, que por las noches aparece Romina y muchas mujeres van hacia ella para conseguir el verdadero amor o conservar el que ya tienen.

Image

Foto extraída de: http://www.chistesde.es/2011/03/28/la-viuda/

El ascensor

Por Sofia Scagnetti

En un edificio de China, cuentan los trabajadores de dicho edificio pudieron observar  una mujer que aparece en el ascensor.  Veala por usted mismo…

La leyenda del espantapájaros

Por Ludmila Antonio

Cuenta la leyenda que cerca del año 1967, unos alumnos de Estados Unidos se divertían molestando al niño mas callado de la clase golpeándolo, colgándolo vestido en el medio del campo como espantapájaros. Hasta que un día la broma se les fue de las manos, olvidándose de él en aquel palo donde lo habían colgado, quedando muerto allí. Tres años más tarde, el niño menos popular sufrió lo mismo, quien estuvo colgado en el campo la mitad de la noche siendo rescatado por un joven golpeado y lastimado que no hablaba. Muy agradecido y aliviado, el joven volvió a su casa, y al otro día, al concurrir al colegio notó que en el mural de los estudiantes fallecidos se encontraba la foto del joven que lo había ayudado a salir de allí la noche anterior. Desde ese momento no se volvieron a adentrar en el campo por miedo a que aparezca el joven espantapájaros.

 

ImageFoto extraída de:  http://www.dogguie.com/espanta-pajaros-terrorificos/