El ascensor

Por Sofia Scagnetti

En un edificio de China, cuentan los trabajadores de dicho edificio pudieron observar  una mujer que aparece en el ascensor.  Veala por usted mismo…

La leyenda del espantapájaros

Por Ludmila Antonio

Cuenta la leyenda que cerca del año 1967, unos alumnos de Estados Unidos se divertían molestando al niño mas callado de la clase golpeándolo, colgándolo vestido en el medio del campo como espantapájaros. Hasta que un día la broma se les fue de las manos, olvidándose de él en aquel palo donde lo habían colgado, quedando muerto allí. Tres años más tarde, el niño menos popular sufrió lo mismo, quien estuvo colgado en el campo la mitad de la noche siendo rescatado por un joven golpeado y lastimado que no hablaba. Muy agradecido y aliviado, el joven volvió a su casa, y al otro día, al concurrir al colegio notó que en el mural de los estudiantes fallecidos se encontraba la foto del joven que lo había ayudado a salir de allí la noche anterior. Desde ese momento no se volvieron a adentrar en el campo por miedo a que aparezca el joven espantapájaros.

 

ImageFoto extraída de:  http://www.dogguie.com/espanta-pajaros-terrorificos/

La leyenda de la llorona

Por Sofia Scagnetti y Ludmila Antonio

Cuenta la leyenda que en México, hace muchos años, cuando todos los vecinos estaban en sus casas por el toque de queda avisado por las campanas de la primera Catedral; a media noche todos despertaban al escuchar los llantos desesperados y desgarradores de una mujer que parecía tener mucho dolor físico.

Al principio los vecinos trataban de no pensar en ello, pero como el hecho siguió repitiéndose otras noches más, los vecinos decidieron ver lo que sucedía con sus propios ojos. Cuando se asomaban a sus puertas o ventanas podían ver a la mujer vestida de blanco y un espeso velo que cubría su rostro. Caminaba lentamente por las calles de la ciudad, tomando un camino distinto cada noche, pero siempre pasando por la Plaza Mayor donde se arrodillaba y daba el último lamento, es más largo y angustioso de todos.  Luego continuaba hacia el Oriente y al llegar al lago, se desvanecía entre sus aguas como una sombra.

El Doctor José María Marroquí dijo que cada persona que decidió seguirla no pudo saber nada sobre ella, y que solo se puede ver como desaparecer entre las aguas del lago.

Esta leyenda también se extendió a otras partes del país, teniendo distintas versiones. Una de ellas se basaba en la historia de una joven que murió antes de casarse y vuelve a traerle la corona de rosas a su novio que nunca utilizó. Otra de las versiones se basa en la historia de una madre que le llora a su hijo que ella misma ahogó, buscándolo en el agua entre sollozos.

La gente la describe como mujer desfigurada que carga  a un niño muerto en brazos, quien, en otras versiones, fue abortado por ella ya que no deseaba tenerlo.

Image

 

Foto extraída de: http://www.todoleyendas.com/buscar/la+llorona

La dama de blanco

Por Ludmila Antonio

No se sabe muy bien de donde proviene esta historia, ya que circula por muchas provincias de la República Argentina, teniendo ésta distintas versiones. Se trata de un muchacho que asiste a una fiesta o baile. Allí, conoce a una bella joven de cual queda totalmente enamorado de ella. Baila toda la noche y al terminar el baile se ofrece a llevarla hasta su casa prestándole su abrigo para protegerla del frío de la noche. Al día siguiente, el joven se dirige nuevamente a la casa de la muchacha para poder verla otra vez y es recibido por los padres de ella, quienes sorprendidos le dijeron que su hija había fallecido dos años antes. El enamorado no puede creer lo que le acababan de contar, por lo que los padres de la joven lo acompañan hasta el cementerio donde se hallaba la tumba, encontrando allí el abrigo que le había prestado la noche anterior.

Image

La dama del cementerio

Por Ludmila Antonio

Esta historia es una de las tantas historias que no se sabe muy bien de donde proviene, pero cuenta que una vez un hombre quedó encerrado en el cementerio ya que ya había terminado el horario de visitas. Comenzó a buscar al sereno desesperadamente para que le abriera pero no pudo encontrarlo. A quien si pudo encontrar fue a una mujer parada al lado de una lápida, la edad de ella varía según en donde se cuenta la leyenda. Cuando el hombre se dirigió hasta ella, se lo notaba más calmado porque ya no estaba solo, y comenzó a hablar con la mujer, quien le dijo que ella ya sabía como salir de allí. El hombre comenzó a seguirla, creyendo que la mujer sabía bien donde se encontraba la salida, parecía muy decidida. Cuando la larga caminata por entre las lápidas terminó, llegaron hasta una pared. El hombre buscaba una puerta, pero al no encontrarla le dijo a la mujer:
-¿Y cómo hacemos para salir ahora?
-Así.- dijo la mujer atravesando la pared.

La dama de negro

Por Ludmila Antonio

Cuentan los vecinos de la localidad de San Gregorio en Venado Tuerto, Santa Fe, que una mañana en la que llovía, un hombre encontró a una mujer al costado de la ruta 14 vestida de negro que estaba haciendo “dedo” para que alguien pudiera llevarla a destino. El hombre la llevó hasta donde ella le dijo que quería llegar: La ciudad. Cuando se bajó, le dijo al hombre su nombre: Nancy Núñez. Al tiempo, el hombre se entero que Nancy Núñez había fallecido en un accidente cuando la avioneta en la que se encontraba su esposo perdió una rueda cayendo sobre el auto que ella misma conducía, causándole la muerte. Este hombre también pudo descubrir que el lugar en donde encontró a la mujer esa mañana fue el mismísimo lugar donde ocurrió el accidente. Otras personas dicen haberla visto también.

Image

 

Foto extraída de: http://laluzdeleoen.blogspot.com.ar/2012/04/esta-semana-nos-vestimos-de-negro.html

La dama de la vela

Por Ludmila Antonio

Esta historia de terror es famosa en la provincia argentina de Corrientes, la cual posee muchas de este tipo de historias. La mas intrigante es la conocida como “La dama de la vela”,  que tiene lugar en la Escuela Normal “Juan Pujol”. Los habitantes que viven cerca de esta escuela, afirman haber visto a una mujer joven, vestida con un largo traje de encaje blanco y una capa roja.  Se comenta que  esta misteriosa mujer, quien desaparece de la escuela al amanecer, recorre los pasillos de los pisos, subiendo y bajando las escaleras de mármol, alumbrando estas con la vela que lleva en sus manos.